Buen desempeño en todos los detalles

En 1996 Kees Hoogendoorn y su esposa Annet Schoenmaker fundaron Keestrack con una ambiciosa visión: construir el primer separador con alimentación directa del mundo.

Después de abrir una comercializadora de equipos de construcción en 1988, incursionamos en el negocio de las trituradoras y cribas, lo cual dio origen a la idea del separador de alimentación directa. Decidimos fabricar nuestra propia criba en 1996. Poco después Kees emprendió el desarrollo de una trituradora de impacto transportable y, tras adquirir OM en 2010, incorporó a la gama de productos Keestrack una amplia variedad de trituradoras de mandíbulas. Actualmente los separadores de alimentación directa son el estándar de la industria, y Keestrack se enorgullece en liderar el segmento de equipos transportables de cribado y trituración.

Seguimos siendo una empresa 100% privada y con la gestión de la familia Hoogendoorn, con la idea de la familia al centro de todo lo que hacemos. Nos apoyamos mientras seguimos mejorando incesantemente nuestros productos y creamos un ambiente que nuestros clientes reconocen y agradecen. El resultado nos da una confianza inquebrantable en Keestrack y en nuestra capacidad de cosechar éxitos.

Keestrack nació con el objetivo de inventar la primera criba sobre orugas con alimentación directa del mundo, y desde ese gran comienzo la meta es la misma: fabricar trituradoras y cribas de calidad superior.

Empresa

Nuestros valores

  • Mejora continua

    Nos adaptamos y cambiamos para mantenernos a la vanguardia, y desarrollamos nuestros productos cuando es necesario, a fin de garantizar nuestro éxito a largo plazo.

  • Innovación

    Si hay una mejor manera de ahorrar energía, la encontraremos.

  • Familia

    Estamos convencidos de la importancia de la familia, lo cual nos da la confianza de seguir avanzando con más fuerza. Nos apoyamos mientras nos esforzamos por hacer las cosas lo mejor posible.

  • Capacidad de escuchar

    Nos enorgullecemos de nuestra capacidad de responder a los clientes y entregarles exactamente lo que desean. Y eso empieza con escucharlos.

Presencia mundial

  • 1

    Sede central

  • 3

    Plantas de fabricación

  • 4

    Centros de capacitación

  • 65

    Socios de servicio

  • 46

    Países

  • 650

    Empleados

La diferencia Keestrack

Nuestros estándares son irrevocables. No aceptamos nada menos que una calidad excepcional. Fabricamos casi todas las piezas de todas nuestras máquinas, así que podemos supervisar la calidad de cada una de ellas. Utilizamos acero de alta calidad, más liviano pero más resistente que el metal de menor calidad empleado en las máquinas estándar.

Más información sobre la gestión de calidad

Servicios financieros

La variedad de equipos de trituración y cribado de Keestrack proporciona un rendimiento y una portabilidad insuperables en una amplia gama de áreas de aplicación. La inversión en nueva maquinaria es indispensable para mantener la competitividad. En Keestrack tenemos una variedad de opciones para ayudar a las empresas a lograr sus metas. Comuníquese con su distribuidor para obtener más información.

Solicite más información